CRECER A TRAVÉS DE LA COMUNICACIÓN

Persiguiendo el ser personas equilibradas y con el propósito de ser feliz con uno mismo y con los demás, hoy os recuerdo la importancia de la INTELIGENCIA EMOCIONAL y de la PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA para comunicarnos y relacionarnos mejor con los demás.

Hay que ser conscientes de cómo comunicamos y de los efectos que origina nuestra comunicación. Analiza tus palabras, tus gestos y tus comportamientos porque hablan de ti. Y siempre con educación.

Con naturalidad, humildad y hablando desde el corazón, mirando a los ojos, seguro que nuestros mensajes tendrán valor y generaran confianza y credibilidad a nuestros receptores.
Identificar y dominar nuestros estados de ánimo, ser dueño de tu mente y corazón y aprender a lidiar con nuestras propias emociones es lo que nos permite la inteligencia emocional. Mejorar la comunicación es tener inteligencia emocional.
Daniel Goleman , psicólogo americano, defiende en su obra “Inteligencia Emocional” que el éxito en una persona no viene determinado únicamente por su coeficiente intelectual o por sus estudios académicos, sinó que entra en juego el conocimiento emocional.
La inteligencia emocional nos dá la posibilidad de hacer cambios en nuestra vida y mejorarla, de crecer como persona. Nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustaciones que soportamos en el trabajo, acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal. Imprescendible las herramientas de coaching como la empatía, la escucha activa, el rapport y el feedback.

La PNL,es el cómo estamos programados, cómo funciona nuestro cerebro, cómo pensamos y cómo nos expresamos. Nos ayudará a conocer y a relacionarnos mejor con los demás. También a superar los miedos, cambiar creencias limitantes y ganar autoestima.

Dime cómo hablas y te diré quién eres. Y no olvides que el cuerpo habla, que se comunica mucho más cuando no hablamos. Las emociones se plasman en gestos muy discretos. Cuida tu lenguaje verbal, no verbal y paraverbal y escucha activamente, deberíamos escuchar el doble y hablar la mitad.

2014-01.002

Barack Obama es un excelente orador, un gran lider equilibrado que comunica con una gran  inteligencia emocional y programación neurolingüística , es capaz de sensibilizar y emocionar al público.Su lenguaje, su discurso, sus gestos, su postura, su actitud y su imagen son coherentes.